SHARE
El piloto español consta de dos edificios situados en Manresa, la capital de la comarca del Bages. Los dos edificios tienen una superfície total de alrededor de 17.200 m² útiles, y cuenta con 140 viviendas (52+88) de superfícies entre 35 y 80 m2, locales comerciales y aparcamientos de rotación de gran capacidad en las plantas sótano de ambos edificios.

El primero de los edificios se construyó en 2007, mientras que el segundo se ocupó durante 2011. Los dos edificios se han construido incorporando criterios de eficiencia energética, como alto aislamiento de la envolvente, distribuciones que permiten la ventilación natural cruzada, rotura de los puentes térmicos en fachadas y ventanas y protección solar en las aberturas.

Ambos edificios estan equipados con instalación centralizada de producción de energía térmica mediante calderas de condensación a baja temperatura de gas natural, con soporte solar térmico. Esta energía térmica sirve indistintamente a ACS y a calefacción, distribuida individualmente a cada vivienda. A pesar de que los sistemas de medición de consumos son diferentes en cada uno de los edificios, ambos disponen de los equipos necesarios para realizar mediciones individualizadas.